Relaciones A Distancia: Fáciles y Peligrosas

Una de las cuestiones más complicadas de las relaciones a distancia es que son demasiado fáciles de llevar. Algunos aspectos pueden ser complejos, como el poco contacto físico, la falta de comunicación cara a cara, las numerosas oportunidades de los encuentros extra-pareja, lo complicado de encontrar en dos agendas distintas los momentos propicios para viajar, entre otros. Sin embargo, lo interesante es que otros aspectos son más fáciles que en las relaciones donde el contacto es frecuente.

Vivir a la distancia implica prescindir de esas pequeñas discusiones domésticas que suelen atenuar el brillo de la pareja. Quién lava los platos, quién no estuvo listo a la hora de salir, o dónde recibiste el nuevo día (conmigo no amaneciste). No hay problemas de falta de espacio, de tolerar hábitos molestos, ni tiempo para aburrirse. Cada visita es vivida en plenitud porque todo resulta concentrado en el tiempo. Intensidad efímera. El mejor de los humores a la hora del llamado diario, la mejor cara en Skype, y las salidas más divertidas durante los fines de semana.

llamado diario

Por supuesto que el lado menos agradable es la lentitud con que avanza la relación. Al compartir pocas horas semanales, o hasta mensuales, hace que el conocimiento del otro sea menor. Muchas veces pasan meses hasta que uno de los dos se da cuenta de que ese no es el vínculo que buscaban. Y otras veces, la sumatoria de meses —no de tiempo compartido— puede jugar en contra al momento de tomar una decisión irrevocable. Haber invertido tanto tiempo en una relación, puede forzar a seguir manteniéndola, pese a que se cae a pedazos.

Las historias verdaderamente interesantes son las que han tenido ambos momentos. Una etapa a la distancia y otra conviviendo en la misma ciudad. Uno de los casos paradigmáticos es el de los viajeros. Abiertos a conocer gente de otros lados y otras culturas, pueden generar un vínculo más que pasajero y derivar en una relación amorosa con dos sedes, en dos ciudades. Por lo mismo, en estos últimos tiempos, los contactos vía Internet no siempre se circunscriben a las 50 cuadras a la redonda, por lo que puedes terminar enganchado con alguien de otras latitudes. Puedes pensar en que fue el destino, la mala suerte o el amor, si te gustó conocer a una mujer que resultó vivir del otro lado de la frontera. Quizá no ingresaste bien los parámetros del filtro. Pero lo mismo puedes sentir si al encontrarse cara a cara con alguien de la misma localidad, algunos detalles personales te resultan desagradables. O si determinada característica corporal, como las piernas con celulitis, te generarán más un deseo de aconsejarle un tratamiento para eliminar celulitis, que volver a planear juntos una nueva salida. No puedes tener el control de todo.

Sin embargo, las relaciones a distancia pueden llegar a buen puerto si ambos tienen planes de reunirse en el mismo barco. Estableciendo fechas y materializando planes, podrán deshacerse del “un día de estos se viene a vivir conmigo” o del “en cuanto tenga el dinero suficiente, me mudo a su ciudad”. Quizás la decisión más compleja es la sede que elegirán para el nido de amor. Te mudas a su ciudad, ella se viene a la tuya o ambos deciden comenzar de cero en otro sitio. Algunas veces, se prueban más de una opción hasta reconocer cuál es el espacio que mejor puede albergar a la relación. Si hay buena voluntad, facilidades materiales y una adecuada predisposición para el cambio, no tiene por qué salir mal.

Desafíos o trampas, las relaciones a distancia son más fáciles que encontrar a la persona adecuada para pasar el resto —o buena parte— de tu vida.

Qué Llevar En Tus Bolsillos Cuando Tienes Una Cita

Ellas cargan con una cartera llena de pequeñas sorpresas. Si logras asomarte y ver en su interior, verás una cantidad de objetos de diversos tamaños, colores y texturas. Pero, ¿y nosotros qué debemos llevar cuando tenemos una cita?

Tenemos listas para irnos de viaje, para hacer grandes compras, para realizar una reforma. En este caso, nos vamos a ocupar de armar una lista relevante y útil para que no te falte nada el día de la cita con ella. Partiendo de la base que no llevarás ningún tipo de bolso ni semejante, debemos contar con la capacidad física de los queridos bolsillos. En temporada invernal contarás con los de tu abrigo, pero durante la época cálida debes asegurarte de vestirte con ropa que pueda cargar con algunos imprescindibles a la hora de salir. ¿O pretendes que ella espere por ti mientras corres a buscar aquello que te/les hace falta?

salir corriendo

  1. Chicle o caramelos refrescantes

El aliento fresco es una de las delicias que saboreamos cuando estamos muy cerca de la persona que nos atrae. En todo momento, esas palabras que escuchamos salen aromatizadas por lo que tu boca contiene. Un chicle o caramelo puede ayudar a convertir una situación de comunicación habitual en un contacto más íntimo y estrecho.

Algunos muchachos tienden a sentir un alivio cuando la tensión se concentra en masticar o saborear lo que meten en su boca, en vez de jugar con los dedos, tocarse el cabello o escupir mientras están conversando.

  1. Dos condones

Aunque pueda sonar obvio, todavía hay compañeros de ruta que no llevan preservativos encima y tienen que correr al comercio más próximo para conseguir lo que tengan disponible y no lo que realmente prefieren utilizar. Nunca se sabe cuando una cita va a terminar en la cama. Pero sí se conocen numerosas historias donde el muchacho rompió el momento íntimo y apasionado al darse cuenta de que no tenía ningún elemento masculino de anticoncepción. Si realmente estás interesado en salir con mujeres en serio, lleva condones.

El otro beneficio de ser previsor es poder utilizar el tipo de preservativo que más prefieres. En vez de conformarte con lo que haya a último momento disponible en cualquier comercio, elige con tiempo aquellos que más te agradan y mantén tu cajón de la mesa de luz lleno. El día que tengas esa cita, solo tienes que recurrir a tu almacén privado.

condones

Por cierto, evita llevar más de dos unidades. Puede resultar intimidatorio para ella, si descubre que tienes una decena de condones encima ese día. Si te urge contar con más unidades, repártelos entre los varios bolsillos de tus prendas.

  1. Un amuleto

Se trata de contar con un objeto simbólico que pueda ayudarte a establecer un contacto cuando la situación lo demande. Es una buena idea llevar a la cita un objeto que signifique algo importante para ti y que puedas compartirlo con ella. Dinero de distintos países, un objeto muy extraño, un ticket de algún concierto espectacular al que hayas asistido. La idea es poder generar un tema que salga de lo habitual de una cita y los invite a ahondar un poco más en los aspectos relevantes de la vida de cada uno. No querrás quedarte sin tema de conversación y salir con un disparate como la mejor crema para las várices, porque nada mejor se te ocurre. Por el contrario, recordando anécdotas, detallando experiencias e imaginando escenas se podrá construir un vínculo más sincero entre ambos. Y le darás oportunidad de que ella cuente sus propias vivencias.

  1. Aperitivo estimulante

En algún momento de la noche, si planeas que sea larga, tendrás necesidad de recargar las pilas. En muchas barras encontrarás bebidas saturadas de cafeína o, por supuesto, alcohol. Ninguna de las dos te llevará por buen camino, si pretendes extender la salida. Lo bueno sería proveerse del aperitivo estimulante que mejor de ayude a levantar el ánimo cuando empieces a sentir el cansancio de una semana agitada o las secuelas de las pocas horas de descanso que has tenido las noches anteriores. Elige lo que más te satisface: una barra de cereales, una bebida estimulante no alcohólica, almendras, etc. En cuanto comiences a sentir un poco de decaimiento, recurre a tu reserva estimulante.

barra de cereal

  1. Lubricante íntimo

Existen unos nuevos productos que se ofrecen en envases ergonómicos muy fáciles de llevar. Son pequeñas botellas de lubricante íntimo que te permitirán mejorar la conexión con tu eventual pareja. Este líquido humectante opera como una mezcla de vaselina, escupitajo y gloria. Contempla siempre la posibilidad necesitar este suntuoso producto para mejorar tus noches en compañía.

Con todo esto, ya sabes que la próxima salida necesita algunos preparativos previos. No querrás tener un aliento desagradable, poco de qué hablar, ningún preservativo a mano, decaimiento general o falta de lubricación.

 

Cómo Recuperar La Pasión En La Pareja

¿Sientes que compartir la cama con tu pareja se ha vuelto algo demasiado familiar? Con el paso del tiempo, la relación tiende a convertirse en un hábito que pierde encanto y atracción. Si deseas recuperar la pasión, pon en práctica los siguientes consejos:

  1. Vacacionen por separado

No se trata de convocar la idea del divorcio, sino de sentir que la distancia los hace volver a ser apetecibles. El hábito de estar juntos deteriora el deseo porque no hay juego posible, si no se crean espacios donde cada uno vuelva a sentirse independiente. Unos pocos días de veraneo con amigos, ayudará en dos sentidos diferentes. Por un lado, el reencuentro será más que intenso. Por el otro, haber vuelto a experimentar la sensación de estar solos, ser observados por otras personas, les brindará más seguridad y los hará sentir más sexy.


vacacionen por separado

 

  1. Practiquen juegos sexuales

Los juegos de actuación son una alternativa muy sexy a la hora de revivir la pasión en la pareja. En vez de despojarse de la ropa, como siempre, tienen que dedicarle tiempo e ingenio a la creación de los personajes. Una buena idea para comenzar es la utilización de máscaras. Este aparente anonimato les permitirá abrir el abanico de opciones a la hora de experimentar nuevas posturas.

  1. Fantaseen juntos

Las fantasías sexuales son eternas. No hay modo de cumplirlas en su totalidad porque se van desarrollando en la mente a partir de vivencias que tenemos diariamente. Caminas por la calle y te cruzas con alguien que llama tu atención. Y si resulta que esa persona tiene interés en ti, deviene un conflicto de valores agotador. Entonces, ¿qué mejor que compartir estas experiencias con tu pareja, en el contexto íntimo de la cama? No se trata de crear tensiones, ni generar desconfianza en el otro, sino de comunicar cuáles son las características que ejercen un efecto de atracción sexual y de las que puede obtener beneficios la pareja. Esas fantasías sexuales pueden incorporarse como juegos íntimos en los que uno de los dos pretende ser otra persona, con las características que llamaron su atención.

  1. Exploren sus cuerpos

La rutina destruye todo lo que pierde creatividad. Incluyendo las relaciones sexuales. La monotonía crece con el tiempo y si no se animan a explorar nuevos modos, posturas, tiempos y ritmos, puede comenzar a agrietarse el amor. El secreto es darle una vuelta de tuerca. Hacer el amor en otro espacio, probar otras posiciones, alterar el orden de acciones que venían repitiendo, buscar nuevos puntos de placer.

exploren sus cuerpos

  1. Tengan una cita

Combinen para encontrarse en algún lugar público, como lo hacían las primeras veces que se reunían. En vez de llegar juntos, dense la oportunidad de que uno espere al otro en el sitio de encuentro: un restaurante, pub, bar o boliche. Y si se animan a hacerlo más excitante, pretendan no conocerse y jueguen con las situaciones que pudieran generarse (un extraño se acerca a ella o alguien que él no conoce comienza a conversar con él).

  1. Reserven una habitación de hotel

Un poco de romance puede devolverle luz a la pareja. Pasar una noche en un sitio ajeno les permitirá desempolvarse de la rutina y los estimulará a realizar cosas nuevas como experimentar juegos sexuales o atreverse a practicar posturas más osadas. Lo interesante de esta opción es que los habilita a revivir esa sensación de lo novedoso que solían tener cuando apenas se conocían.

  1. Nuevos sitios

Preparen el hogar para disfrutar de todos sus ambientes. Asegúrense, si es pertinente mencionarlo, de tener a los niños en casa de parientes o amigos. Disfruten de cada uno de los ambientes desde una perspectiva sexual. Si han perdido la pasión, reencontrarse en la cocina, el lavadero o debajo de la ducha puede ser una gran estrategia para recuperarla.

Utilicen estos consejos para avivar la llama del amor y especialmente la atracción sexual en la relación.

 

 

Cómo Hacer Para Dormir Mejor

Lo que funciona y lo que no, cuando nos queremos dormir.

El descanso diario es una de las claves para tener una vida saludable, recuperar energías y permitir al organismo cumplir sus funciones vitales. Además de la alimentación sana y del ejercicio físico, el momento de relajamiento completo y total, es crucial para tener una buena calidad de vida. Hasta los atletas están poniendo el foco en este tema porque han comprendido que desarrollar malos hábitos durante el reposo puede afectar su rendimiento.

  1. Controla la calidad de tu sueño

Cuando dormir se torna un problema, es necesario empezar a tomar conciencia acerca de las condiciones que imperan en el ambiente y en la cabeza, al momento de acostarse. La temperatura del ambiente, la renovación de oxígeno y las características del colchón y de las sábanas son determinantes. Un espacio poco ventilado, sin ingreso de aire fresco, provocarán disturbios en tu respiración que generarán obstáculos para el descanso.

controla la calidad de tu sueño

Por lo mismo, un colchón demasiado rígido o demasiado blando puede incomodar el reposo corporal. Procura voltear el colchón una vez por semana para evitar el hundimiento de la región donde sueles acomodarte (el centro). Luego, controla que la estructura esté en buen estado. Finalmente, la composición de la tela de las sábanas será crucial para controlar la transpiración de tu cuerpo. Si utilizas telas sintéticas, con baja composición de algodón, facilitarás la sudoración excesiva de tu cuerpo, porque ese tipo de tejidos no absorbe la humedad y demora más tiempo en secarse. Por el contrario, las telas de algodón controlarán tu transpiración y te brindarán mayor confort.

  1. Sugestiónate

La intención de dormir a veces resulta insuficiente para conseguirlo. Lo importante es distraer tu mente para poder ofrecerle un momento de calma y permitirle así hundirse en el sueño profundo. Una opción consiste en imaginar a partir de la estimulación auditiva. Procura conseguir música instrumental que se centre en los sonidos de la naturaleza. Temas que incluyan sonidos del viento, del mar, del fondo del océano, son algunas ideas útiles al momento de introducirse en el mundo de la imaginación. Intenta verte representado en esos contextos recreando las sensaciones que tu cuerpo podría efectivamente experimentar en esos espacios.

  1. Incrementa el consumo de vitamina D

Durante el período invernal, tu exposición a los rayos solares disminuye. Como resultado, los niveles de vitamina D que contiene tu cuerpo en ese periodo del año también decrecen. Recuerda que para la síntesis de esa vitamina, es imprescindible recibir la energía del sol directamente. En estas situaciones de escasez, es necesario complementar la baja exposición solar con un aumento del consumo de alimentos ricos en vitamina D. El salmón es el más preciado porque una porción cubre casi la mitad de la cantidad diaria que requiere el organismo. Luego, tanto un vaso de la leche de vaca o de soja fortificada puede proveer la tercera parte de la ingesta mínima de vitamina D que necesitas. En proporciones menores, pero no despreciables, se incluyen alimentos como el atún en conserva, el yogur y los cereales fortificados.

vitamina D

  1. Listo para pernoctar

Así como nunca olvidarías llevar tu cepillo de dientes y tu desodorante corporal, también debes prepararte para dormir fuera de tu hogar. Una máscara para los ojos, tapones para los oídos y una pequeña botella con la esencia que más te recuerda a tu hogar (lavanda, eucalipto, menta). Luego, una vez instalado en el lugar, procura reproducir las condiciones a las que estás habituado: ajusta la luz y la temperatura ambiente, esparce un poco de esencia en la almohada y acompaña el momento con un poco de música instrumental, si es necesario.

  1. Evita la siesta

Reserva el breve descanso vespertino para eventos especiales. Si has tenido una noche larga y no has compensado con las horas de descanso nocturno, o si te preparas para un periodo de alto estrés. De todas maneras, no extiendas la siesta más allá de la media hora. Y siempre, es preferible acostarse más temprano que dormir de tarde y permanecer despierto hasta altas horas de la noche.

Con estos consejos podrás disfrutar del descanso nocturno diario que necesitas. Sólo es cuestión de ponerlos en práctica.

Guía Para Seducir A Esa Mujer Especial

La manera más efectiva de seducir a una mujer especial consiste en alcanzar su corazón. Las emociones son los vehículos mediante los cuales conseguiremos llegar profundamente hasta su esencia. El meollo de la cuestión es cómo hacer brotar sentimientos intensos en una mujer, a partir de acciones y palabras.

  1. Actitud positiva

La idea de que concentrándonos mucho en algo conseguiremos que determinados sentimientos afloren, no es nueva. Si puedes destinar toda tu fuerza de concentración en un pensamiento, un sentimiento o un concepto, tu vida y la gente cercana percibirán los efectos. Por ejemplo, si continúas pensando en cosas negativas, terminarás viendo todo con el mismo lente.

Todo tu alrededor se cubrirá de un manto de negatividad. En cierto modo, se volverá una profecía autorrevelada. Pero, si decides dejar de tener esos pensamientos y te concentras en lo positivo de la vida, te sentirás más seguro y vivirás situaciones positivas. Entonces, si tu intención es saber cómo alcanzar el corazón de una mujer, debes comenzar antes que nada por cambiar tu propia actitud.

  1. Palabras justas

Luego, tienes que prestar atención a tus palabras. Estas pueden curar y ayudar, o herir y lastimar a una persona. Y las mujeres suelen obsesionarse con cada una de las palabras que los hombres les dirigen. Por lo que si le hiciste un comentario, que a ella le pareció dañino, masticará rencor hasta que logres disculparte.

palabras

Por esto mismo, debes ser muy precavido al momento de hablar, y procurar siempre dedicarle expresiones positivas acerca de su aspecto, sus logros y sus objetivos. En tanto mantengas tus comentarios en lado amable de la comunicación, evitarás todo tipo de inconveniente verbal.

  1. Acciones adecuadas

isla

Además de las palabras, debes focalizarte en otro aspecto de la relación. Tus acciones dirán más que mil palabras. Si realmente deseas acercarte a una mujer, debes afinar tu manera de tratarla y de actuar hacia ella. El cariño y el afecto te guiarán por buen camino. Procura sorprenderla con actos inesperados, como una invitación a salir en plena semana, un mini viaje a un sitio remoto o una actividad que sabes que ella desea hacer, pero no logra animarse. Estas estrategias te garantizarán el éxito que anhelas.

Es así como puedes alcanzar el corazón de una mujer concentrándote en pensamientos positivos, utilizando palabras, expresiones afectuosas y realizando acciones que muestren el cariño y el amor que le tienes. Como consecuencia, empezarás a sentir un aumento de la confianza, una mejor comunicación y la expresión de sentimientos intensos por parte de ella.

Y siempre recuerda estos diez mandamientos que te guiarán en todas tus relaciones y proyectos de relaciones:

juntos de la mano

  • No esperes que ella te pida un beso, nunca lo hará
  • No creas que un rechazo implica un NO eterno
  • Las caras bonitas también tienen defectos
  • Decir que no, te ayudará a conservar tu personalidad
  • No ocultes tu ser sexual, ella también lo es
  • No temas acariciar con sutileza a una mujer que recién conoces
  • Construye una vida social sólida, lucirás más atractivo
  • Una mujer bella puede estar a la vuelta de la esquina, no solo en discotecas
  • Elige las palabras adecuadas para expresar tus diferencias
  • La caballerosidad no se mide con la billetera, sino con el corazón.

 

 

 

 

Cómo Acercarse A Una Mujer

Muchos se preguntan no sólo cómo hacer para conseguir que una mujer se fije en ellos, sino cómo lograr vencer el miedo que sienten al intentar acercarse a ella.

La mayoría de los hombres quedan congelados al momento de planear el acercamiento a una mujer que les agrada. La miran, le hacen saber que están interesados en ella, reciben una respuesta positiva a sus señales, pero… hasta ahí llegaron con su naturalidad. Acercarse a una mujer es una de las cosas más difíciles que debe afrontar un hombre para conseguir una cita. Entonces, ¿cómo atravesar esa primera sensación de temor y avanzar hacia ella?

Uno de los temas recurrentes que se cruzan por la cabeza de un hombre que intenta acercarse a una mujer, es el miedo a la respuesta negativa, al rechazo. De hecho, hasta que no se lleva a cabo el siguiente paso, no sabrá a ciencia cierta si ella dirá que sí, o lo descartará con una mueca.

Por suerte, hay algunas estrategias que se pueden probar para tener éxito, porque ya fueron testeadas por otros (y lo han conseguido). A prueba de errores, estos consejos te llenarán de imaginación a la hora de ponerle el cuerpo a la situación.

Antes de empezar

Cuida tu apariencia. Mantente limpio, vístete bien y procura encontrar tu estilo. Muy prolijo, despeinado, formal, informal, cada uno construye su imagen dependiendo del lugar y de la actividad central. Procura no encerrarte en un solo estilo, intenta cambiar, probar distintos looks y sentir cuál es el que te resulta más cómodo. Luego, viene la instancia en que ella evalúa si tu look le resulta aceptable o no. Si no le parece adecuado, no tendrás chance.

antes de empezar

Invierte tiempo en encontrar el look que más te beneficia. Consulta con amigos y amigas, busca opinión en vendedores de ropa, infórmate sobre las últimas tendencias, analiza el look de personalidades famosas para inspirarte. Por lo mismo, propone como tema de conversación disparador, la moda masculina. Te sorprenderán las opiniones diversas que recibirás. Luego, saca tus propias conclusiones. Recuerda que eres tú el que dará la cara con ese look.

Contacto visual

Una vez que tienes a una bella mujer en la mira, procura tener contacto visual. La miras, y buscas que te mire. Vuelves a intentarlo y despiertas el interés en ella. Muchos hombres se saltean este paso y, cuando avanzan para conseguir una cita, se encuentran con un rechazo que tiene más que ver con el desconcierto que sufre ella al tenerlos a pocos centímetros de distancia, que al desprecio. Esa sensación de vulnerabilidad femenina suele siempre jugar en contra. Entonces, mírala y constata varias veces que ella efectivamente haya puesto los ojos en ti también.

Sonrisa

En cuanto ella se haya percatado de tu presencia y de las veces que te has quedado contemplándola, sonríe. Este paso es esencial para confirmar que ella esté o no interesada en ti, y si desea que alguien se le acerque o no. Si te devuelve una sonrisa, canta victoria (en voz baja), no solo desea conocer a alguien, sino que además, le has gustado.

sonrisa

 

Por el contrario, si no registras ningún movimiento en su rostro o ella rápidamente dirige la mirada hacia el otro lado, quizá no quiera que nadie se le acerque. Pero, no te desanimes tan fácilmente. También puede ser que ella haya tenido un día complicado y que aún esté despojándose de problemas.

Lenguaje corporal

Al tener esa sonrisa de tu lado, es hora de concentrarse en el lenguaje corporal. Los mensajes que se transmiten a través del cuerpo son esenciales para acercarse a una mujer y tener éxito con tu objetivo. Si te pones tenso, ella lo registrará enseguida y estará más proclive a desinteresarse. Una postura encorvada, la garganta apretada, las manos nerviosas provocarán desconfianza y te llevarán de regreso a donde estabas, lejos de ella. Siempre recuerda que a las mujeres les gustan los hombres seguros de sí mismos.

Adelante

La puerta está abierta, pasa y muestra tus encantos. Para comenzar, saluda y pregunta su nombre. Evita descolgar un cuestionario para que ella se ahogue en respuestas. Procura mostrarte y dejar que ella se muestre. Preguntar y aceptar responder a sus preguntas. Ser simpático, siguiendo de cerca el ritmo que ella esté marcando. Pon especial atención en los temas sobre los que ella desea dialogar y en aquellos otros que, tras ser mencionados, generan incomodidad o desinterés. Practica una suerte de termostato de la conversación. Incluye tus emociones en el diálogo, qué te produce pena, alegría, desconcierto, satisfacción.

¡Suerte!

 

6 Malos Hábitos Que Te Causan Arrugas

¿Qué metidas de pata diarias te sobrecargan de años? ¿Por qué desarrollas más arrugas que las que deberías a tu edad? Revisa estos 6 malos hábitos que promueven la aparición de arrugas en tu piel e infórmate acerca de cómo revertirlas fácilmente. Aunque no puedas detener el tiempo, es posible conseguir que no se estampe violentamente en tu rostro. Evita que los siguientes malos hábitos te hagan lucir de más edad que la que realmente tienes. Unos pocos simples cambios harán que tu piel se vea más fresca y joven.

Eres muy delgada

Existe un lado negativo a ser muy delgada y es que la pérdida de grasa facial origina un aspecto demacrado con zonas hundidas, favoreciendo una apariencia de edad mayor. Por lo mismo, subir y bajar de peso provoca flacidez en la piel porque ésta se adapta a los diferentes volúmenes que le impartes.

La solución: mantén una dieta equilibrada que te permita mantener un peso corporal adecuado a tu contextura. No escatimes alimentos ricos en ácidos omega-3 (salmón, nueces), vitamina C (cítricos y espinaca) y licopeno (tomate y uvas rosadas) para combatir la inflamación derivada de las arrugas, contar con suplementos de colágeno y proteger la piel contra los rayos solares.

Fricción ocular

Las regiones oscuras que rodean los ojos pueden deberse al constante toqueteo, fricción y estiramiento que provocas con tus manos. Esta coloración oscura agrega años a tu rostro.

La solución: si no puedes sacar los dedos de tus ojos, consulta con un alergista para que te oriente con un tratamiento adecuado. Por lo mismo, al maquillarte o al colocarte los lentes de contacto, trata con cariño a la piel que rodea tus ojos.

fricción ocular

Dormir poco

El descanso diario es esencial para recuperar energías, estar concentrada y lucir un cutis espléndido. Mientras duermes, tu piel se renueva y se repara, además de generar una modificación en el ph y en la circulación, motivo por el cual muchos productos anti-edad se aplican de noche.

La solución: duerme 8 horas diarias en un ambiente fresco, tranquilo y oscuro. Asegúrate de apagar la computadora y el televisor media hora antes de acostarte para evitar que la luz que emiten reduzca tu producción de melatonina, la hormona del sueño. Crea tu propio ritual pre-cama: bebe una taza de té, escucha música instrumental o aplícate aceite corporal donde más te guste.

Dormir de costado

Puede resultarte cómodo dormir de costado, pero tu rostro estará durante horas aplastado contra la almohada. Este hábito puede ocasionar la aparición de arrugas prematuras debido a la presión ejercida sobre la piel.

La solución: adopta el hábito de dormir boca arriba y corrige la postura si te despiertas en medio de la noche con tu rostro hundido en la almohada.

Usar sorbete

Si tienes el hábito de usar sorbete para evitar manchar tus dientes con gaseosas de color oscuro, té o café, o salvarte de apoyar tus labios sobre una lata o el pico de una botella, procura dejarlo. Esta práctica habitual te hace desarrollar unas finas líneas alrededor de tu boca, favoreciendo que tu rostro luzca de mayor edad.

La solución: deja de usar sorbete, consume menos bebidas que manchen tus dientes y sirve el contenido de la lata o botella en un vaso.

beber con sorbete

Producto equivocado

Los productos anti-edad con componentes como antioxidantes, retinol y péptidos son ideales para mejorar la apariencia de la piel, pero no tiene sentido que estén incluidos en las cremas limpiadoras. Su explicación radica en que generalmente las cremas desmaquilladoras poseen concentraciones muy bajas de estos componentes, y a su vez, permanecen poco tiempo en tu rostro —los segundos que te tome quitarte el maquillaje— como para hacer la diferencia. Deja de gastar dinero en ellas.

La solución: utiliza un desmaquillador suave y básico. Luego, aplica una loción, crema o suero anti-edad para que permanezca en tu rostro toda la noche penetrando profundamente la piel y generando resultados positivos.

 

Beneficios De La Miel Para Tu Rostro, Cabello y Uñas

Este producto natural, viscoso y dulce, trasciende su propiedad endulzante. Lee aquí lo bien que le puede hacer tu rostro, tu cabello y tus uñas.

miel

Bien sabemos que la miel es un endulzante saludable, pero pocas noticias tenemos de sus propiedades beneficiosas para la piel y el cabello. El consumo de esta sustancia exquisita producida por las abejas puede ayudar con la humectación, el retraso de la vejez y el combate antibacteriano. Tiene nutrientes, antioxidantes y compuestos curativos.

Asegúrate de incluir entre tus compras un buen pote de miel pura (sin jarabes agregados) y date el gusto de incorporarla en tus preparados caseros de belleza.

  • Máscara humectante: como humectante natural, la miel conduce la humedad del ambiente hacia dentro de la piel y asegura su retención entre las capas dérmicas, para que la hidratación dure más tiempo.

Para aprovechar esta propiedad, esparce una cucharada de miel sobre la piel seca y deja actuar durante 20 minutos. Luego, enjuaga bien con agua tibia

  • Limpieza de poros: las enzimas que contiene este producto natural aclaran la piel y mantienen los poros limpios. Además, las propiedades antibacterianas, combinada con aceite de jojoba o de coco, previenen la acumulación bacteriana.

Mezcla una cucharada de miel con dos de aceite de jojoba o de coco, hasta conseguir una sustancia homogénea. Aplica sobre la piel del rostro seca y limpia, y realiza unos masajes circulares evitando tocar la zona de los ojos. Enjuaga con agua tibia.

  • Exfoliador suave: los nutrientes que contiene la miel, junto con los antioxidantes y las enzimas, higienizan, nutren e hidratan la piel. Combinado con el poder exfoliante del bicarbonato de sodio, podrás remover las células muertas y dejar lugar para que las nuevas se expresen.

miel y bicarbonato

Combina dos cucharadas de miel con una de bicarbonato de sodio. Humedece tu rostro con agua y con suaves movimientos circulares realiza un masaje delicado con la preparación. Después, enjuaga bien.

  • Atenuante de cicatrices: esta sustancia dulce, antiinflamatoria y antibacteriana ayuda a suavizar la apariencia de las cicatrices y promueve la regeneración de los tejidos. Combinada con las propiedades hidratantes del aceite de coco o de oliva y aplicada en forma de masajes favorecerá el desarrollo de nuevas células.

Mezcla una cucharadita de miel con una de aceite de coco o de oliva. Coloca sobre el área afectada y masajea con la yema de tus dedos formando círculos, durante dos minutos. Apoya una toalla caliente sobre la piel tratada y déjala que actúe hasta que se enfríe.

  • Tratamiento del acné: a las propiedades antibacterianas y antifúngicas, se suman las antiinflamatorias para reducir el enrojecimiento y la irritación.

Aplica una pequeña porción de miel sobre las áreas afectadas y deja actuar durante 15 minutos. Enjuaga con agua tibia.

  • Baño de inmersión: la miel no es solamente una sustancia hidratante, contiene antioxidantes que reparan la piel y la protegen contra el daño del medio ambiente.

Diluye dos cucharadas de miel en un recipiente con agua caliente y agrégalo al agua de tu baño de inmersión antes de zambullirte.

  • Humectante para cutícula: los nutrientes y las enzimas de este endulzante natural nutren y curan la piel, y además le provee humedad. Combinado con aceite de coco y vinagre de manzana, resulta un suavizante ideal para tratar pieles duras.

cutícula

Con una cucharadita de miel, otra de vinagre de manzana y una más de aceite de coco, forma una mezcla homogénea. Aplícala sobre cada cutícula y deja actuar durante 10 minutos antes de enjuagar.

  • Acondicionador: las enzimas y los nutrientes de la miel le proveen un brillo especial al cabello. Junto con el aceite de coco, ambos consiguen penetrarlo y volverlo más espectacular.

Mezcla una cucharada de miel con dos cucharadas de aceite de coco. Aplica esta preparación directamente en las puntas del cabello y luego extiéndelo hacia arriba, sin tocar el cuero cabelludo.

  • Champú: las propiedades humectantes de la miel ayudan a regular y mantener la humedad propia del cabello, y además fortalecen los folículos capilares, brindando mejores condiciones para el desarrollo capilar saludable.

Coloca una porción de champú en tu mano y añade una cucharadita de miel. Mezcla y lava el cabello como siempre. Luego, utiliza acondicionador.